Apocalipsis cont: 6:9-17

LIBRO APOCALIPSIS 6 : 9 – 11

Cuando abrió el quinto sello, vi bajo el altar las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían. 10 Y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra?11 Y se les dieron vestiduras blancas, y se les dijo que descansasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número de sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos.

La presentación de los mártires   martieres

Juan está mirando a Jesucristo resucitado y glorificado en el cielo mientras abría el quinto sello del libro que había tomado de la mano del que se sentaba en el trono, es decir de Dios.

El libro es el título de propiedad de la creación entera. Por su sacrificio en la cruz, Jesucristo es digno de redimir la creación. Ya ha abierto cuatro de los siete sellos de este libro.

El primer sello significó la entrada del Anticristo en la tierra para dominar, al inicio de la tribulación.

El segundo sello significó guerra abierta entre naciones y entre personas en el mundo dominado por el Anticristo.

El tercer sello significó hambruna sobre la tierra dominada por el Anticristo.

El cuarto sello significó muerte de la cuarta parte de la población del mundo.

Si eso aconteciera hoy, morirían más de 1,600 millones de personas.

Al pensar en esto, se origina una mezcla de emociones en los que tenemos a Cristo como nuestro Salvador. Por un lado está el gozo de saber que por amor, Jesucristo nos ha librado de pasar por ese terrible periodo conocido como tribulación. Pero por otro lado está el dolor y la tristeza por los miles de millones que tendrán que soportar el atroz castigo de Dios durante la tribulación. Esto nos debe motivar a advertir del peligro a todo el mundo, para que hallen su refugio en Cristo Jesús.

La apertura del quinto sello significa varias cosas. Todo gira alrededor de mártires. Lo primero que notamos es la presentación de los mártires. Tan pronto Jesucristo, el Cordero abrió el quinto sello, Juan contempló bajo el altar las almas de personas muertas. Pero no eran personas comunes y corrientes. Dice el texto que eran almas de personas que murieron por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían. Eran almas de mártires. Lo que pasa es que tan pronto se inicie la tribulación, una vez que la iglesia haya sido arrebatada, sobre el mundo se levantarán muchas personas que ante la realidad de la desaparición de millones de creyentes, depositarán su fe en Cristo y le recibirán como Salvador.

Su fe les hará resistir y hasta sublevarse contra el dominio del Anticristo. El Anticristo responderá con una efectiva y feroz persecución a esos creyentes. Esto tendrá su clímax a la mitad de la tribulación. Más adelante, en el capítulo 13 de Apocalipsis se nos brinda detalles del aparato de persecución de este siniestro personaje llamado Anticristo. Estos creyentes, no fueron tales cuando sucedió el arrebatamiento de la iglesia. Por eso es que se quedaron en la tierra y entraron al periodo de tribulación. Llegaron a ser creyentes durante la tribulación y eso significó para ellos que tengan que padecer horrenda persecución de parte del Anticristo. Juan ve las almas de estos mártires bajo el altar. Cuando los sacerdotes del Antiguo Testamento ofrecían un animal sobre el altar del holocausto, derramaban parte de su sangre al pie del altar.

Desde la perspectiva del Antiguo Testamento, la sangre representa la vida. Estos mártires, mediante su sacrificio, derramaron su vida como libación para la gloria de Dios. Pablo hace uso de esta figura cuando en Filipenses 2:17 habla de ser derramado en libación sobre el sacrificio.

La plegaria de los martires , es una plegaria solicitando a Dios que actúe rápida y decididamente. Es un pedido a Dios para que intervenga en la situación y haga justicia. Por eso están diciendo: Toma venganza sobre los moradores de la tierra. Dios responderá esta plegaria, en su tiempo y a su manera. Quizá le parezca extraño que las almas de los mártires de la tribulación estén pidiendo a Dios venganza sobre los moradores de la tierra. Se supone que debemos amar a nuestros enemigos, bendecir a los que nos maldicen, hacer el bien a los que nos aborrecen, y orar por o a favor de los que nos ultrajan y nos persiguen, según la enseñanza de Jesús en Mateo 5:44. Pero lo que debemos reconocer, es que en la tribulación Dios está derramando su juicio sobre la tierra. Es una era diferente, las condiciones son diferentes, de modo que esta plegaria no es solo comprensible sino perfectamente justificada. Incidentalmente, note que las almas de los mártires están perfectamente concientes en el cielo. Digo esto porque algunas sectas falsas afirman que cuando una persona muere físicamente, el alma pasa a un estado de inconciencia, llamado el sueño del alma. Bueno, aquí tenemos almas de personas que murieron durante la tribulación, sin embargo están en perfecto uso de todas sus facultades.

La posesión de los mártires. Las vestiduras blancas simbolizan la justicia delante de Dios de estas personas. No es que llegaron a ser justas por haber sufrido el martirio, sino porque mientras vivieron en este mundo, recibieron a Cristo como Salvador. La justicia delante de Dios nunca ha sido ni será por medio de las obras.

Depues vemos la paciencia de los mártires.

Recuerde que las almas de los mártires clamaban delante de Dios por venganza sobre los moradores de la tierra. La respuesta de Dios la tenemos en la segunda parte de Apocalipsis 6:11 donde dice: “ y se les dijo que descansasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número de sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos.”

La respuesta de Dios fue que él ejecutará la venganza solicitada, pero en su tiempo. Mientras tanto, las almas de los mártires tenían que esperar. La espera no sería en angustia sino en total descanso. ¿Hasta cuándo? Pues hasta que se complete el número de los creyentes que también serán martirizados en la tierra durante la tribulación.

Entonces Dios tomará venganza en los que moran en la tierra. Interesante que Dios sabe de antemano cuántos y quiénes son los creyentes que van a morir martirizados durante la tribulación. Esto muestra la omnisciencia y soberanía de Dios. Dios sabe todo, desde el principio hasta el final. Y no solo sabe, sino que él determina todo, desde el principio hasta el final.

El quinto sello entonces significa la muerte de un gran número de creyentes durante la tribulación. El cristianismo ha tenido sus etapas. Han habido ocasiones cuando confesar el nombre de Cristo ha sido suficiente motivo para ser martirizado. Sucedió en el pasado en los primeros siglos de existencia del Cristianismo, bajo el dominio del imperio Romano. Sucede aun hoy en día en los países dominados por filosofías o religiones anticristianas.

Apocalipsis 12:17 

12 Miré cuando abrió el sexto sello, y he aquí hubo un gran terremoto; y el sol se puso negro como tela de cilicio, y la luna se volvió toda como sangre; 13 y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como la higuera deja caer sus higos cuando es sacudida por un fuerte viento. 14 Y el cielo se desvaneció como un pergamino que se enrolla; y todo monte y toda isla se removió de su lugar. 15 Y los reyes de la tierra, y los grandes, los ricos, los capitanes, los poderosos, y todo siervo y todo libre, se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes; 16 y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondernos del rostro de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero; 17 porque el gran día de su ira ha llegado; ¿y quién podrá sostenerse en pie?

En Apocalipsis se menciona tres terremotos, pero junto con ellos habría disturbios en la tierra y en el cielo que aterrorizaran a grandes y a chicos. Algunos estudios bíblicos indican que estos versículos describen los resultados de la guerra atómica, con el sol y  la luna oscurecidos , grandes masas de tierra moviéndose y la gente escondiéndose en agujeros en la tierra  para escapar de la radiación atómica. Esto pudiera ser así, pero necesitamos notar que la gente se esconde de Cristo y de su ira en particular, no de alguna catástrofe causada por el hombre.

El versículo 15 es una descripción vivida de lo que sera la vida durante los primeros tres anos y medio de la tribulación. El anticristo reinara sobre los Estados Unidos de Europa , el imperio Romano restablecido , con una serie de reyezuelos que le siguen . Otra característica de los días de la tribulación es el militarismo ; habrá capitanes, y encaja muy bien con el resurgimiento del Imperio Romano del anticristo.  Habra esclavitud (siervos) 19:13, en donde los esclavos y las almas de los hombres se incluyen en las mercancías de Babilonia. Existirá grandes riquezas como grandes pobrezas y esta redistribución de la riqueza destruida la economía de las naciones.

Pues parece entonces, que el juicio del sexto sello involucra tanto destrucción física literal en los cielos como en la tierra.  En resumen vemos como el anticristo comienza su carrera como un conquistador político pacifico, pero entonces recurre a la guerra y a los controles económicos para dominar a otras naciones . El mundo aceptara su falsa paz porque a rechazado al Príncipe de Paz.

Apocalipsis 6:1-8

Iniciamos nuevo capítulo del Libro de APOCALIPSIS 6 :1-2     caballos de apo

Vi cuando el Cordero abrió uno de los siete sellos, y oí a uno de los cuatro seres vivientes que decía, como con voz de trueno: Ven. 2 Miré, y he aquí, un caballo blanco; y el que estaba montado en él tenía un arco; se le dio una corona, y salió conquistando y para conquistar. 

Este libro fue escrito por Juan, para alentar a los creyentes que estaban siendo perseguidos y para afirmar su fe en que Dios cuidaría de ellos.

Usando símbolos y visiones, el escritor ilustra el triunfo del bien sobre el mal y la creación de una tierra nueva y un cielo nuevo…

“La Revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para manifestar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto; y la declaró enviándola por medio de su ángel a su siervo Juan, que ha dado testimonio de la palabra de Dios, y del testimonio de Jesucristo, y de todas las cosas que ha visto.
Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está cerca”.

Notas:

Juan ahora comienza a describir la primera parte de la septuagésima semana de Daniel ( Dan9:2).Periodo de siete ano de tribulación . El Cordero, ha tomado el libro sellado, está a punto de abrir los sellos y declarar guerras a un mundo sin Dios  primer sello Cada vez que se abre un sello ocurre un suceso importante en la tierra. Leer Mateo 24 . Cuando se abren los primeros cuatro sellos uno de los cuatro seres vivientes que estaban en el trono (4:6-11) llama al jinete y al caballo Ven !El  primer caballo es blanco y a su jinete se le da un arco y una corona    caballo blanco

No podemos confundir este escena con la que se describe en Apocalipsis  19:11 donde vemos a Cristo cabalgando en conquista. Aquí este jinete es el anticristo, el falso Cristo, 666     empezando su conquista de la tierra. El hecho de que tiene un arco, pero no flechas , indica que conquista las naciones pacíficamente . Después del arrebatamiento de la Iglesia el camino queda abierto para el anticristo avance en triunfo. Habrá temporalmente una falsa paz, porque , El unira a toda Europa y hasta hara un pacto con los Judíos. (1Ts5:2-3) Este pasaje es paralelo a Mateo 24:5 y cumple la profecía de Cristo en Juan 5:43.

Apocalipsis 6:3-4

3 Cuando abrió el segundo sello, oí al segundo ser viviente, que decía: Ven y mira. 4 Y salió otro caballo,              bermejo; y al que lo montaba le fue dado poder de quitar de la tierra la paz, y que se matasen unos a otros; y se le dio una gran espada.

Esta paz mundial no durara mucho, porque mientras los hombres digan Paz y seguridad, estallaran terribles guerras. Esto es paralelo a Mateo 24:6-7 . Rojo es el color asociado con el terror y la carniceria . En Apocalipsis tenemos el caballo rojo de la guerra (6:3-4)                                                                                                                         BERMEJO

Nos damos cuenta aqui que Dios le da al anticristo autoridad para quitar la paz de la tierra; es parte del plan divino. Vemos que el anticristo ya no lleva una el arco sin flechas pero ahora una gran espada, y los hombres empiezan a matarse unos a otros. Esto indica claramente que los metodos de acuerdos internacionales y la diplomacia no producira paz duradera.

Apocalipsis 6:5-6 

5 Cuando abrió el tercer sello, oí al tercer ser viviente, que decía: Ven y mira. Y miré, y he aquí un caballo negro; y el que lo montaba tenía una balanza en la mano. 6 Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino.

caballo negro

La hambruna y la guerra a menudo marchan juntas Mateo 24:7 . color negro le hace a uno pensar en la hambruna , Juan 14:1-2 y lamentaciones 5:10 . El jinete (aun el anticristo) sostiene una  balanza, indicando que su gobierno ha establecido , el control de los alimentos. Una medida de trigo era alrededor de  un litro;  un denario era el jornal diario de un obrero. En otras palabras, los alimentos escasearan tanto que una persona necesitaria todo  un dia para ganar lo suficiente para comprar apenas un litro de grano ! Pero lo que si no hay es escacez de aceite ni de vino para el rico. Mientras este se enriquece y disfruta de todo lujos , el pobre empobrce cada dia mas. sto que el anticristo a echo pacto con Israel es de suponer que querria proteger sus recursos y no podemos olvidar que el aceite y vino son productos de Israel.

Apocalipsis 6:7-8 

7 Cuando abrió el cuarto sello, oí la voz del cuarto ser viviente, que decía: Ven y mira. 8 Miré, y he aquí un caballo amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fieras de la tierra.

caballo amarillo

La apertura del cuarto sello.

Tan pronto  Jesucristo, el Cordero, mientras abría el cuarto sello se oyó una voz que hizo retumbar el cielo. Provenía del cuarto ser viviente, el que era semejante al águila volando. Su mensaje fue de dos palabras solamente: Ven y mira. La expectación habrá apresurado a Juan a mirar lo que el cuarto ser viviente estaba mostrando.

Juan ve un caballo amarillo. El adjetivo amarillo sugiere un color de lepra (lv 13:49 verdoso) La muerte cabalga en este caballo y el <Hades> (no el infierno) cabalga junto a ella. Cabe recalcar que la muerte pide el cuerpo, el Hades el alma.

Dios los autoriza a que maten una cuarta parte de la poblacion de la tierra. Se usan cuatro metodos 1. la espada (violencia y guerra )  2.hambre (hambruna ) 3.  muerte o pestilencias  (enfermedades que acompañan a la guerra y al hambre. 4. Betias (la naturaleza se adueña de todo cuanto la civilicacion desbarata). Ezequiel 14:21 .  Incluso als bestias atacaran a los seres humanos . Y todo esto ocurrira despues que la Iglesia ha sido llevada al cielo.

Apocalipsis 5:6-14

Apocalipsis 5:6-14 

6 Y miré, y vi que en medio del trono y de los cuatro seres vivientes, y en medio de los ancianos, estaba en pie un Cordero como inmolado, que tenía siete cuernos, y siete ojos, los cuales son los siete espíritus de Dios enviados por toda la tierra. 7 Y vino, y tomó el libro de la mano derecha del que estaba sentado en el trono. 8 Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero; todos tenían arpas, y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos; 9 y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación; 10 y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra. 11 Y miré, y oí la voz de muchos ángeles alrededor del trono, y de los seres vivientes, y de los ancianos; y su número era millones de millones, 12 que decían a gran voz: El Cordero que fue inmolado es digno de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza. 13 Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos. 14 Los cuatro seres vivientes decían: Amén; y los veinticuatro ancianos se postraron sobre sus rostros y adoraron al que vive por los siglos de los siglos.

Juan ve en vez de un leon vio un Cordero  cordero que tenia 7 ojos y siete cuernos . Como Leon Cristo conquista y reina , y como Cordero , muere por los pecados del mundo . A Cristo se le llama Cordero veinteocho vecez en el libro de Apocalipsis . Es mas, desde el comienzo de la Biblia se habla del Cordero ; Genesis 22:7 Issac pregunto a su padre : Donde esta el cordero? y Juan el Bautista dijo : He aqui el Cordero de Dios ! Jn1:29. Digno es el Cordero ! vease Exodo 12 e Isaias 53.

Cristo no fue simplemente matado pero ofrecido como sacrificio. Su muerte y su resurrecion prueban que El es digno de tomar el libro y abris sus sellos. Entonces es cuando vemos al angel fuerte que pregono a gran voz: Quien es digno de abrir el libro y desatar sus sellos? Pero no se hallo nadie ni en el cielo ni en la tierra ni debajo de la tierra que pueda abrir el libro, ni aun mirarlo. Entonces fue cuando Juan se puso a llorar mucho, fue en eso que se le acerco uno de los ancianos y le dijo:  ” No llores” . He aqui el Leon de la tribu de Juda, Leon_de_Yahudad77 La raiz de David, ha vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos. El unico de digno de redimir la creacion es Jesucristo,  jesus_cristo el Mesias, el Ungido , el Leon de la tribu de David , la raiz de la raiz de David.  La deidad y humanidad que se funden en su persona le hacen el perfecto pariente redentor de la humanidad .   Ha vencido a Satanas con su muerte y resurreccion.

Juan vio al Cordero en medio del trono y vio los cautro seres vivientes en medio de los ancianos.  Su posición denota excelencia. Está en el eje, en el centro del poder celestial.

Juan describe a Cristo como un Cordero. En el idioma que se escribió el nuevo testamento existen dos palabras para Cordero. La una es amnós que significa justamente Cordero. La otra es arníon, que es el diminutivo de Cordero. Significa entonces Corderito. Se utilizaba para un cordero especial que una familia lo tenía en la casa como su mascota. Cristo es el Corderito de Dios.Mientras Cristo se presenta como Cordero Satanas se presenta en Apocalipsis como un fiero dragon, un bestia espantosa la cual fue vencida por el Corderito de Dios. 

Cristo como Cordero estaba de pie. Esto también es algo de notar . En el libro de Hebreos se ve que Cristo sentado a la diestra de Dios, pero hasta que sus enemigos sean puestos por estrado de sus pies. Es la posición de quien ha terminado la obra de redención. En cambio en Apocalipsis vemos a Cristo de pie. Esto significa que habrá llegado el momento para que sus enemigos sean puestos por estrado de sus pies. Juan también vio a ese Cordero como inmolado. Esto significa que eran evidentes las huellas de su sacrificio. Es el precio que tuvo que pagar para redimir a su misma creación. Además, tenía siete cuernos. Los cuernoscuernos de cordero simbolizan poder y siete     siete simboliza algo perfecto o completo. El Corderito de Dios tiene poder absoluto para hollar a sus enemigos. También tenía siete ojos, los cuales son los siete espíritus de Dios enviados por toda la tierra. Esto significa que Cristo tiene la plenitud del Espíritu Santo para examinar todos los asuntos que suceden en la tierra. Cristo, como dice la Escritura tiene el poder y la sabiduría de Dios. El Cordero se acerca entonces al que estaba sentado en el trono y toma el libro de su mano derecha. Ahora la creación tiene un nuevo dueño, es el Señor Jesucristo. Y es ahi donde vemos como Cristo recibe adoracion . 

 

Cristo, el Cordero, está recibiendo de manos de Dios el título de propiedad de la creación. Es un momento sublime. Tan pronto el libro pasa a las manos de Cristo, se escucha una alabanza indescriptible, es un coro celestial que prorrumpe en alabanza. Los integrantes de este coro son los cuatro querubines o seres vivientes y los veinticuatro ancianos con arpas y copas de oro llenas de incienso. El incienso representa las oraciones de la iglesia. Suave perfume para Dios. Recuerde que estos ancianos representan a la iglesia toda en su estado glorificado en el cielo. El cántico es majestuoso. Es un cántico nuevo. Esto significa de una naturaleza nunca antes conocida.

Exalta la persona de Cristo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos.

Exalta también la obra de Cristo: Porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación; y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra. La iglesia reinará juntamente con Cristo en la tierra durante el milenio.

A este primer coro se une un segundo coro.

Qué grandioso será este espectáculo. Millones de millones de ángeles exaltando al unísono al Cordero. Ponen en alto siete cualidades que le hacen digno de redimir la creación para Dios. Su poder, su riqueza, su sabiduría, su fortaleza, su honra, su gloria y su alabanza.  Pero eso no es todo. Mi Cristo merece más alabanza y adoración. A los dos coros anteriores se une un tercer coro.

La creación entera reconoce la maravilla de su redención por la obra de Cristo en la cruz. Llegó el momento de liberarse del dominio de Satanás. Las estrellas del firmamento unen su voz a todo lo creado en la tierra para exaltar al Cordero por la eternidad. Es hermoso oír alabanza a Cristo a tres voces. Cuánto más hermoso será oír alabanza a Cristo a tres coros. Digno es nuestro Salvador de ser alabado ! rey-de-reyes Angeles , arcangeles , querubines y ancianos todos alabando El que gano la corona como hijo fiel y servidor de Dios quien es  Jesuscristo. 

Escuchando tan sublime alabanza, los querubines pronuncian el Amén. Esto significa: Así sea, o bien hecho, o estamos de acuerdo. Es la forma de poner un sello de aprobación a la alabanza ejecutada. Los veinticuatro ancianos no se quedan atrás. Sobrecogidos de un santo fervor, en absoluta humillación 24 ancianos alabando al senor adoran al Cordero postrados sobre sus rostros, y reconocen al que vive por los siglos de los siglos.

cristo es el rey

Apocalipsis 5:1-5

Apocalipsis 5:1-5

El rollo y el Cordero

el roolo y el cordero

5  Y vi en la mano derecha del que estaba sentado en el trono un libro escrito por dentro y por fuera, sellado con siete sellos. 2 Y vi a un ángel fuerte que pregonaba a gran voz: ¿Quién es digno de abrir el libro y desatar sus sellos? 3 Y ninguno, ni en el cielo ni en la tierra ni debajo de la tierra, podía abrir el libro, ni aun mirarlo. 4 Y lloraba yo mucho, porque no se había hallado a ninguno digno de abrir el libro, ni de leerlo, ni de mirarlo. 5 Y uno de los ancianos me dijo: No llores. He aquí que el León de la tribu de Judá, la raíz de David, ha vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos.

La palabra <libro> se refiere a un rollo     rollo con siete sellos  los libros encuadernados no extistian en esos dias. Estos rollos se hacia de juncos junco

que crecian en los rios y eran muy costosos. Este rollo en particular es el titulo de propiedad de Cristo sobre la creacion. Un testamento romano se sellaba con siete sellos;este rollo es un testamento , que otorga a Cristo el derecho de reclamar la creacion por virtud de su sacrificio. Un testamento solo lo podia abrir el heredero y Cristo es el herdero de todo (Heb 1:2) El hecho de que el rollo esta escrito por ambos lados muestra que no se le puede anadir nada mas; el destino de un mundo pecador ya esta determinado.

Apocalipsis contiene varios símbolos variosimbolosque para entenderlos deben ser interpretados a la luz del Antiguo Testamento. En este caso es necesario hacer referencia a Jeremías capítulo 32 en el cual se ve en operación el proceso de lo que se llamaba la redención de la tierra. El fundamento de este propósito fue ordenado por Dios en Levítico 25:23-28 donde dice: “La tierra no se venderá a perpetuidad, porque la tierra mía es; pues vosotros forasteros y extranjeros sois para conmigo. Por tanto, en toda la tierra de vuestra posesión otorgaréis rescate a la tierra. Cuando tu hermano empobreciere, y vendiere algo de su posesión, entonces su pariente más próximo vendrá y rescatará lo que su hermano hubiere vendido. Y cuando el hombre no tuviere rescatador, y consiguiere lo suficiente para el rescate, entonces contará los años desde que vendió, y pagará lo que quedare al varón a quien vendió, y volverá a su posesión. Mas si no consiguiere lo suficiente para que se la devuelvan, lo que vendió estará en poder del que lo compró hasta el año del jubileo; y al jubileo saldrá, y él volverá a su posesión”. 

De esta manera se garantizaba que nadie se vuelva un terrateniente y que la tierra permanezca en la misma familia de generación en generación. En Jeremías 32, Dios dijo a su siervo, el profeta, que su primo Hanameel vendría a pedirle que redima o compre su campo en Anatot, territorio de Benjamín. Jeremías hizo lo propio y redimió o compró ese campo por 17 siclos de plata. Luego Jeremías escribió los detalles de la compraventa en dos rollos.

Uno de ellos era de dominio público. No se lo sellaba, pero el segundo era sellado con siete sellos y guardado en una vasija de barro en el templo. Se lo sacaba de allí solamente cuando aparecía alguien con el derecho para redimir esa propiedad, conforme a las instrucciones que leímos en el libro de Levítico. A la persona con derecho para redimir la tierra se le conocía como el pariente redentor. Si todo estaba en orden, el pariente redentor podía comprar la tierra, para recuperarla y era reconocido como legítimo propietario de esa tierra.

Cuando Dios creó todas las cosas, dio a Adán el dominio de todo lo creado adan-nombra-animales600. Pero Adán perdió dominio de la creación cuando cayó en pecado. Satanás por tanto, llegó a dominar la creación. Pero solo por un tiempo. Solo hasta que aparezca un pariente redentor de Adán. El libro sellado con siete sellos, escrito por dentro y por fuera, que Juan vio en la mano del que estaba sentado en el trono, es el título de propiedad de la creación.

¿Quién será el pariente redentor con el derecho de abrir los sellos de este libro? Pues de eso trata el resto del pasaje. Veamos quien es este pariente redentor.

Apocalipsis 5: 2-5 dice: “Y ví un ángel fuerte que pregonaba a gran voz: ¿Quién es digno de abrir el libro y desatar sus sellos? Y ninguno, ni en el cielo ni en la tierra ni debajo de la tierra, podía abrir el libro, ni aun mirarlo. Y lloraba yo mucho, porque no se había hallado a ninguno digno de abrir el libro, ni de leerlo, ni de mirarlo. Y uno de los ancianos me dijo: No llores. He aquí que el León de la tribu de Judá, la raíz de David, ha vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos”.

Mientras Juan miraba atónito el libro sellado con siete sellos en la mano del que estaba sentado en el trono, oyó la voz poderosa de un poderoso ángel. El hecho que Juan hable de un ángel fuerte lleva a pensar que se trataba del ángel Gabriel, porque el nombre Gabriel justamente significa: El hombre fuerte de Dios. Según Lucas 1:19, Gabriel está delante de Dios. Este ángel hace una pregunta penetrante y pertinente: ¿Quién es digno de abrir el libro y desatar sus sellos? En otras palabras estaba preguntando: ¿Quién es el pariente redentor de Adán con el derecho para redimir la creación cuyo dominio cayó en poder de Satanás? Juan debe haberse ilusionado mucho. Por fin la creación será liberada del dominio de Satanás. Pero la ilusión muy pronto se tornó en decepción.

Dice el texto que ninguno, ni en el cielo ni en la tierra ni debajo de la tierra podía abrir el libro, ni aun mirarlo. Esto significa que en el universo entero no había ninguno digno de redimir la creación de Dios. A lo largo de la historia de la humanidad, muchos hombres se han levantado pretendiendo redimir o ser dueños de la creación. Nabucodonosor fue uno de ellos, pero fracasó estruendosamente. Después se levantó Alejando Magno. Se puso a llorar cuando no había más territorio que conquistar, pero en cuestión de un año estaba muerto y su imperio se desintegró. Mas tarde se levantó Julio César, pero su imperio también se evaporó. A él le siguieron Carlomagno, Napoleón, y hasta Hitler. Personas que intentaron dominar la creación. Ninguno de ellos fue digno. Al saber que no había ninguno digno de recuperar el dominio de la creación, Juan se puso a llorar como un bebé. Como es posible que la creación continúe bajo el dominio de Satanás. En eso, se levantó de su trono uno de los veinticuatro ancianos y con ternura dijo a Juan:  ” No llores “.  Hermosas palabras. Pero lo que este anciano dijo a Juan fue mucho más grandioso. He aquí el León de la tribu de Judá, la raíz de David, ha vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos. Estas palabras deben haber sonado como dulce melodía a los oídos de Juan.

Se había hallado a uno digno de abrir el libro y desatar sus siete sellos. Apareció el pariente redentor de Adán. Se trata del León de la tribu de Judá. La raíz de David. Esto significa que no es otro sino el Mesías de Israel, el Ungido, el Cristo jesus                 Leon_de_Yahudad77Él es el León de la tribu de Judá, según Génesis 49:9-10. Habla de su fiereza y fortaleza, la cual fue velada en debilidad en su primera venida a este mundo, pero se manifestará en toda su magnitud en su segunda venida. También él es la raíz de David. Es otro de sus títulos. Aparece en Isaías 11:1. Habla de su derecho a ocupar el trono de Israel. Además dice el texto, que Jesucristo ha vencido. Esto se refiere a la victoria que él obtuvo sobre Satanás en la cruz del Calvario. Por todo esto, Jesucristo es el pariente redentor de Adán. Es el que tiene derecho para redimir la creación que por el pecado de Adán quedó bajo dominio de Satanás. Es el único digno de abrir el libro y desatar sus siete sellos. Juan debe haberse sentido tan gozoso. Juan conocía a Jesucristo personalmente. Qué satisfacción debe haber sentido al saber que él ha recuperado lo que el hombre perdió en el huerto de Edén.

Si Usted tiene a Cristo como su Salvador, Usted está del lado de la victoria. No importa que por ahora parece que Satanás tiene las de ganar. En definitiva es un enemigo derrotado. Muy pronto perderá el dominio que por ahora tiene sobre la creación.

Apocalipsis 4:8-11

Apocalipsis 4:8-11

7 El primer ser viviente era semejante a un león; el segundo ser era semejante a un becerro; el tercer ser tenía el rostro como el de un hombre, y el cuarto ser era semejante a un águila volando. 8 Y los cuatro seres vivientes, cada uno de ellos con seis alas, estaban llenos de ojos alrededor y por dentro, y día y noche no cesaban de decir: SANTO, SANTO, SANTO, es EL SEÑOR DIOS, EL TODOPODEROSO, el que era, el que es y el que ha de venir. 9 Y cada vez que los seres vivientes dan gloria, honor y acción de gracias al que está sentado en el trono, al que vive por los siglos de los siglos,10 los veinticuatro ancianos se postran delante del que está sentado en el trono, y adoran al que vive por los siglos de los siglos, y echan sus coronas delante del trono, diciendo: 11 Digno eres, Señor y Dios nuestro, de recibir la gloria y el honor y el poder, porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas.

Notas:

El primero era semejante a un león. Esto denota poder y fortaleza. leon

El segundo era semejante a un becerro. Esto denota servicio en humildad. becerro

Los querubines están para servicio de Dios. querubines

El tercero tenía rostro como de hombre. Esto denota que son seres vivientes racionales con intelecto, emociones y voluntad, al igual que el hombre. cara de hombre

El cuarto era semejante a un águila volando. Esto denota agilidad para cumplir con la voluntad de Dios. aguila

Cada uno de estos seres vivientes tenía seis alas,  y alrededor y por dentro estaban llenos de ojos. Redondeando todo esto, diríamos que el trono de Dios estaba rodeado de querubines   capaces de examinar minuciosamente lo que estaba pasando, cuyo propósito era guardar la santidad en el cielo. Estos querubines eran fuertes y vigorosos como el león, dedicados exclusivamente a servir en humildad como un becerro, capaces de pensar, de sentir y de actuar con voluntad propia, como el hombre y siempre listos a actuar con rapidez en obediencia a la voluntad de Dios.  Los-4-seres-vivientes

Es difícil hacerse una idea de cómo lucían estos seres vivientes. El hecho de estar llenos de ojos delante, detrás, alrededor y por dentro nos hace pensar en que nada escapa de su escrutadora mirada. Estos seres vivientes no son omniscientes, porque solo Dios tiene este atributo, pero ciertamente están al tanto de todo lo que sucede alrededor del trono de Dios. Pero, ¿quiénes son estos seres vivientes? Una comparación de estos seres vivientes con lo que tanto Ezequiel como Isaías vieron en visión, nos ayuda a identificar a estos seres vivientes. Se trata de querubines, quienes son una orden angelical que se ocupa de guardar la santidad de Dios. Su presencia alrededor del trono de Dios garantiza la absoluta santidad del cielo. Pero note que cada ser viviente tenía su particularidad.

Esta es la alabanza de los cuatro seres vivientes. ¿Con qué frecuencia alababan a Dios? El texto dice que no cesaban día y noche”Eso explica que sin cesar, de día y de noche estén dedicados a alabar a Dios. Tambien vemos el tema de la alabanza. Es sencillo. Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir. Varias cosas triples aparecen en el tema de alabanza. Tres veces santo, tres nombres diferentes: Señor, Dios y Todopoderoso y tres aseveraciones sobre su eternidad e inmutabilidad. El que era, el que es y el que ha de venir. Dios es un ser trino. Es uno solo, pero existe en tres personas.

La alabanza de los ancianos. Esto deberá ser algo espectacular. Tan pronto los cuatro seres vivientes reconocen en alabanza la magnificencia y eternidad de Dios y además expresan sus acciones de gracias al que está sentado en el trono, los veinticuatro ancianos comienzan por descender de sus tronos y se unen a esta alabanza y arrojan sus coronas ante el trono.  Luego se postran delante del que está sentado en el trono, y echando sus coronas delante del trono mientras cantan este himno: Señor, digno eres de recibir la gloria, y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas. Esto se repite sin cesar, porque los cuatro seres vivientes, de noche y de día, sin cesar rinden alabanza a Dios. Recuerde que los veinticuatro ancianos representan a la iglesia en su estado glorificado en el cielo. Podemos por tanto decir que es la iglesia toda quien día y noche, sin cesar rendirá alabanza a Dios de la manera que ha sido descrita.

Vemos también el cántico de los veinticuatro ancianos 24 ancianos alabando al senor  Reconocen la magnificencia de Dios cuando dice: Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder. Pero aquí viene algo novedoso. El cántico pone énfasis en  Dios como creador. Porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas. En Apocalipsis 5:9-10 los seres vivientes y los ancianos se unen para alabar a Dios por su redencion mediante la sangre de Cristo, porque incluso la creacion es redimida mediante la cruz . En Apocalipsis 11:16-19 los cielos alban a Dios porque El es el juez que castigara con justicia al mundo por sus pecados .

El escenario esta listo; se ha llevado a la iglesia al cielo, el Senor esta en el trono y los cielos le alaban y esperan el derramamiento de su ira. Es interesante notar que el nombre de Dios que se usa aqui es < Senor Dios Todopoderoso> (4.8)

Ha llegado el momento de tomar dominio de lo creado. Por eso la iglesia estará alabando a Dios como creador. Si Usted es un hijo de Dios, Usted estará algún día, alabando a Dios sin cesar, noche y día. Más vale que desde ahora comience entonces a deleitarse en la alabanza a Dios. Amen .

Libro de Apocalipsis 1:9-11

                                                       alfa y omega el primero y el ultimo

Una visión del Hijo del Hombre

Yo Juan, vuestro hermano, y copartícipe vuestro en la tribulación, en el reino y en la paciencia de Jesucristo, estaba en la isla llamada Patmos, por causa de la palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo. 10 Yo estaba en el Espíritu en el día del Señor, y oí detrás de mí una gran voz como de trompeta,11 que decía: Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último. Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesias que están en Asia: a Efeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardis, Filadelfia y Laodicea.

La porción bíblica para nuestro estudio bíblico de hoy se encuentra en Apocalipsis 1: 9-11. Pero antes de entrar a un análisis de esta porción bíblica, es necesario indicar que el libro de Apocalipsis se divide en tres partes. La división aparece claramente en Apocalipsis 1:19 donde dice: “Escribe las cosas que has visto, y las que son, y las que han de ser después de estas.”

La primera parte, las cosas que has visto. Apocalipsis 1:9-20. La segunda parte, las cosas que son, Apocalipsis 2 y 3 y la tercera parte, las cosas que han de ser después de estas, Apocalipsis 4 a 22.

La primera parte gira en torno a la visión de Juan en la isla de Patmos. La porción que nos corresponde estudiar es la primera sección de esta parte. Bien podríamos llamarla las circunstancias de la visión.

vision de juan en la isla de patmos

Apocalipsis 1:9 dice: “Yo Juan, vuestro hermano, y copartícipe vuestro en la tribulación, en el reino y en la paciencia de Jesucristo, estaba en la isla llamada Patmos, por causa de la palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo”

patmos-02    

Varias cosas dignas de tomarse muy en cuenta aparecen en este versículo. Vemos que la persona quien recibió la visión se identifica a sí mismo como Juan. Se trata del apóstol Juan como ya había mencionado anteriormente, el mismo que escribió el Evangelio que lleva su nombre y las tres cartas que también llevan su nombre. Este Juan es el sencillo y humilde pescador, hijo de Zebedeo y hermano de Jacobo. Su vida dio un giro de 180 grados cuando conoció a Jesús. Juan es el discípulo amado, quien tuvo el privilegio de recostarse sobre al lado de Jesús en la última cena. Ahora, cuando recibe la visión era un anciano, debe haber tenido más de 90 años. Pero note la humildad de este gran hombre. Al identificarse a sí mismo no antepone el gran título de Apóstol, como sacando pecho, sino que opta por describirse a sí mismo de una manera sencilla pero hermosa.

Es simplemente vuestro hermano. La grandeza de carácter no lo dan los títulos que se adquiere sino las acciones que se practican. Hermano es el calificativo más sublime que un creyente puede anteponer a su nombre. El gran apóstol Juan prefería que le llamen simplemente hermano. Además Juan da testimonio que es copartícipe de otros creyentes en la tribulación, en el reino y en la paciencia de Jesucristo. Juan había recibido su dosis de tribulación en la obra del Señor y era copartícipe de todos aquellos que somos atribulados en la obra del Señor. Pero Juan también era parte del maravilloso reino del que el Señor es el Rey y por tanto era copartícipe de todos aquellos que también somos parte de ese reino. Además Juan anhelaba con todo su ser ver de regreso a su amado Jesucristo y por tanto es copartícipe de todos aquellos que con paciencia esperamos la venida de nuestro Salvador. Luego Juan nos da un informe detallado de su situación cuando recibió la visión. Dice que estaba en la isla llamada Patmos. No estaba de vacaciones.

La isla de Patmos no era una isla a la que alguien desearía ir por su propia voluntad. Era una isla árida, de origen volcánico, rocosa, con escasa vegetación. Un lugar inhóspito a unos 24 kilómetros de Efeso en el mar Egeo. Mide apenas 15 kilómetros de largo por 10 kilómetros de ancho. En esta isla se estableció una especie de prisión para peligrosos delincuentes. Era el Alcatraz del primer siglo. Era equivalente a estar en Siberia en pleno invierno. Allí estaban las galeras en las cuales los presos trabajaban hasta el agotamiento sin las más mínimas comodidades. La alimentación era escasa. Los presos vestían harapos. Muchos de ellos tenían que dormir en húmedas y oscuras cavernas. Algunos de los presos eran tan peligrosos que era mejor estar lo más lejos posible de ellos. La soledad era el mejor compañero. ¿Le gustaría estar en un lugar así? Bueno, Juan, a sus 90 años llegó a este lugar. ¿Por qué? El texto dice que fue por la palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo. Juan llegó a esa Isla como resultado de la persecución por el solo hecho de seguir y servir a Jesucristo. La tradición dice que Domiciano el feroz emperador romano tomó preso a Juan y para acabar con su vida ordenó que le arrojen en aceite hirviendo. Sin embargo, Juan no murió. De una forma milagrosa, su vida fue preservada. Domiciano se asustó tanto por este hecho que no se atrevió a intentar matarlo nuevamente, pero le desterró a la inhóspita isla de Patmos. En esa isla desierta y rodeado de tantos peligros, Juan pudo haberse quejado contra Dios.

A lo mejor Juan pudo haber dicho a Jesucristo: Te he seguido y te he servido toda mi vida hasta la vejez y ahora que estoy viejo ¿Por qué me tratas así? O a lo mejor Juan pudo haber dicho a Jesucristo: Ya soy demasiado viejo. Es hora que me des algo de comodidad en mi vejez. Pero Juan no oró así ni pensó así. Juan sabía que seguir y servir a Jesús tiene su precio. Ese precio es la persecución o la incomprensión o la oposición y Juan estuvo siempre dispuesto a pagarlo. Seguir y servir a Jesús no garantiza que vamos a vivir con comodidad en este mundo.

Apocalipsis 1:10-11. Dice así: “Yo estaba en el Espíritu en el día del Señor, y oí detrás de mí una gran voz como de trompeta, que decía: Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último. Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesias que están en Asia: a Efeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardis, Filadelfia y Laodicea.”

las-siete-iglesias-del-apocalipsis

Cuando Juan dice que estaba en el Espíritu en el día del Señor, no significa que Juan estaba lleno del Espíritu Santo en un día Domingo en algún culto dominical. En la isla de Patmos no había iglesia porque aparte de Juan no había creyentes. Además, Juan estaba lleno del Espíritu Santo también de Lunes a Sábado, no sólo los Domingos. Lo que dice Juan es que por el poder del Espíritu Santo fue transportado de una manera sobrenatural de la esfera material a la esfera celestial, donde recibió la revelación de Jesucristo para ser registrada en un libro.

Cuando Juan dice que estaba en el día del Señor, quiere decir que los eventos que estaba por ver tienen relación con lo que la Biblia llama el día del Señor, lo cual es algo diferente al día Domingo. El día Domingo en la Biblia se conoce como el primer día de la semana. El día del Señor significa el período de tiempo en el cual Dios derramará su juicio sobre este mundo incrédulo e impondrá su gobierno soberano. Visto así, El día del Señor se extiende desde el comienzo mismo de la tribulación y termina con el juicio del Gran Trono Blanco, incluyendo la segunda venida de Cristo y el reino milenial. Si algunos de estos términos son un tanto oscuros para Usted, no se preocupe que a medida que avancemos con el estudio de Apocalipsis se irán aclarando. La primera experiencia de Juan en el Espíritu en el día del Señor, es oír detrás de él una gran voz como de trompeta. Esto significa que era un sonido claro e inteligible. Se podía entender perfectamente. El mensaje retumbó en los oídos de Juan. Decía así: Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último. Esta es la forma como Jesucristo se describió a sí mismo. En él se encierra todo.

Él es el eterno y preeminente Dios. Luego Juan recibió una orden de Jesucristo: La orden decía así: Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesias en Asia: A Efeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardis, Filadelfia y Laodicea. Lo que Juan estaba por recibir es el libro de Apocalipsis. Ahora Juan sabía que debía registrar todo lo que estaba por ver en un libro, el cual, debía ser enviado a siete iglesias ubicadas en lo que hoy es Asia Menor. De estas iglesias hablaremos en detalle más adelante en nuestro estudio. Mientras Juan se apresta a darse vuelta para ver con sus ojos a quien estaba hablando detrás de él, nosotros nos quedamos pensando en lo afortunado que fue Juan al percibir de esta manera la gloria celestial. Es la recompensa a su sufrimiento. El camino a la exaltación siempre estará empedrado de sufrimiento.

APOCALIPSIS 1:4-6

Salutaciones a las siete iglesias 4 Juan, a las siete iglesias que están en Asia: Gracia y paz a vosotros, del que es y que era y que ha de venir, y de los siete espíritus que están delante de su trono;5 y … Continue reading