Apocalipsis 4:8-11

Apocalipsis 4:8-11

7 El primer ser viviente era semejante a un león; el segundo ser era semejante a un becerro; el tercer ser tenía el rostro como el de un hombre, y el cuarto ser era semejante a un águila volando. 8 Y los cuatro seres vivientes, cada uno de ellos con seis alas, estaban llenos de ojos alrededor y por dentro, y día y noche no cesaban de decir: SANTO, SANTO, SANTO, es EL SEÑOR DIOS, EL TODOPODEROSO, el que era, el que es y el que ha de venir. 9 Y cada vez que los seres vivientes dan gloria, honor y acción de gracias al que está sentado en el trono, al que vive por los siglos de los siglos,10 los veinticuatro ancianos se postran delante del que está sentado en el trono, y adoran al que vive por los siglos de los siglos, y echan sus coronas delante del trono, diciendo: 11 Digno eres, Señor y Dios nuestro, de recibir la gloria y el honor y el poder, porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas.

Notas:

El primero era semejante a un león. Esto denota poder y fortaleza. leon

El segundo era semejante a un becerro. Esto denota servicio en humildad. becerro

Los querubines están para servicio de Dios. querubines

El tercero tenía rostro como de hombre. Esto denota que son seres vivientes racionales con intelecto, emociones y voluntad, al igual que el hombre. cara de hombre

El cuarto era semejante a un águila volando. Esto denota agilidad para cumplir con la voluntad de Dios. aguila

Cada uno de estos seres vivientes tenía seis alas,  y alrededor y por dentro estaban llenos de ojos. Redondeando todo esto, diríamos que el trono de Dios estaba rodeado de querubines   capaces de examinar minuciosamente lo que estaba pasando, cuyo propósito era guardar la santidad en el cielo. Estos querubines eran fuertes y vigorosos como el león, dedicados exclusivamente a servir en humildad como un becerro, capaces de pensar, de sentir y de actuar con voluntad propia, como el hombre y siempre listos a actuar con rapidez en obediencia a la voluntad de Dios.  Los-4-seres-vivientes

Es difícil hacerse una idea de cómo lucían estos seres vivientes. El hecho de estar llenos de ojos delante, detrás, alrededor y por dentro nos hace pensar en que nada escapa de su escrutadora mirada. Estos seres vivientes no son omniscientes, porque solo Dios tiene este atributo, pero ciertamente están al tanto de todo lo que sucede alrededor del trono de Dios. Pero, ¿quiénes son estos seres vivientes? Una comparación de estos seres vivientes con lo que tanto Ezequiel como Isaías vieron en visión, nos ayuda a identificar a estos seres vivientes. Se trata de querubines, quienes son una orden angelical que se ocupa de guardar la santidad de Dios. Su presencia alrededor del trono de Dios garantiza la absoluta santidad del cielo. Pero note que cada ser viviente tenía su particularidad.

Esta es la alabanza de los cuatro seres vivientes. ¿Con qué frecuencia alababan a Dios? El texto dice que no cesaban día y noche”Eso explica que sin cesar, de día y de noche estén dedicados a alabar a Dios. Tambien vemos el tema de la alabanza. Es sencillo. Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir. Varias cosas triples aparecen en el tema de alabanza. Tres veces santo, tres nombres diferentes: Señor, Dios y Todopoderoso y tres aseveraciones sobre su eternidad e inmutabilidad. El que era, el que es y el que ha de venir. Dios es un ser trino. Es uno solo, pero existe en tres personas.

La alabanza de los ancianos. Esto deberá ser algo espectacular. Tan pronto los cuatro seres vivientes reconocen en alabanza la magnificencia y eternidad de Dios y además expresan sus acciones de gracias al que está sentado en el trono, los veinticuatro ancianos comienzan por descender de sus tronos y se unen a esta alabanza y arrojan sus coronas ante el trono.  Luego se postran delante del que está sentado en el trono, y echando sus coronas delante del trono mientras cantan este himno: Señor, digno eres de recibir la gloria, y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas. Esto se repite sin cesar, porque los cuatro seres vivientes, de noche y de día, sin cesar rinden alabanza a Dios. Recuerde que los veinticuatro ancianos representan a la iglesia en su estado glorificado en el cielo. Podemos por tanto decir que es la iglesia toda quien día y noche, sin cesar rendirá alabanza a Dios de la manera que ha sido descrita.

Vemos también el cántico de los veinticuatro ancianos 24 ancianos alabando al senor  Reconocen la magnificencia de Dios cuando dice: Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder. Pero aquí viene algo novedoso. El cántico pone énfasis en  Dios como creador. Porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas. En Apocalipsis 5:9-10 los seres vivientes y los ancianos se unen para alabar a Dios por su redencion mediante la sangre de Cristo, porque incluso la creacion es redimida mediante la cruz . En Apocalipsis 11:16-19 los cielos alban a Dios porque El es el juez que castigara con justicia al mundo por sus pecados .

El escenario esta listo; se ha llevado a la iglesia al cielo, el Senor esta en el trono y los cielos le alaban y esperan el derramamiento de su ira. Es interesante notar que el nombre de Dios que se usa aqui es < Senor Dios Todopoderoso> (4.8)

Ha llegado el momento de tomar dominio de lo creado. Por eso la iglesia estará alabando a Dios como creador. Si Usted es un hijo de Dios, Usted estará algún día, alabando a Dios sin cesar, noche y día. Más vale que desde ahora comience entonces a deleitarse en la alabanza a Dios. Amen .

Advertisements